5 reglas de protocolo para el uso correcto de las gafas de sol

El uso de gafas de Sol es básico para protegernos de los rayos ultravioletas provenientes del Sol, además de un complemento estético imprescindible pero ¿está justificado su uso siempre, en todas las circunstancias?

La respuesta es no. Hay ciertas reglas de protocolo, cortesía y educación que nunca está demás conocer si queremos dar una impresión positiva de nuestras buenas maneras a la hora de comportarnos en sociedad. Y no es que queramos parecer unos estirados o snobs, simplemente es por respetar unas normas básicas de decoro. Por mucho que los famosos se empeñen en llevar gafas en ceremonias y entregas de premios – dentro del recinto, ojo –  o, peor aún, llevarlas de noche o en el metro (¿habrá cosa más ridícula?). A no ser que seas Risto Mejide, claro.

Hoy queremos hablaros de estas reglas de protocolo en el uso correcto de las gafas de sol, tanto en celebraciones como bodas, bautizos y comuniones, como en situaciones cotidianas, del día a día, que muchas veces pasamos por alto, tanto si somos hombre o mujer, joven o mayor. ¿Cuándo no hay que usar gafas de sol?

 

5 reglas de protocolo para el uso correcto de gafas de Sol

 

1. No usar gafas de sol en lugares cerrados

Si el propósito principal de las gafas es protegernos de los rayos solares, no tiene sentido llevarlas dentro de un recinto donde no da el sol ¿no? Cierto. Jamás debemos llevar las gafas de Sol puestas al cruzar un umbral. Ya sea un casa privada, un restaurante, una iglesia, el ayuntamiento o cualquier comercio. Tan sólo se admite su uso siempre y cuando sea por razones médicas en caso de lesiones oculares o estar recién operado de la vista.

 

Gafas de sol protocolo

2. No usar gafas de sol al hablar con otra persona

Ya sea en la calle o en cualquier otro lugar, es una falta de educación hablar con una persona con las gafas de Sol puestas. Lo mismo ocurre cuando nos presentan a otra persona, seamos hombre o mujer, debemos quitarnos las gafas de Sol antes de saludar para mostrar respeto, pues el protocolo en nuestro país hace hincapié en la importancia de la mirada durante una conversación.

 

14369525724534

 

3. No dejar las gafas de sol a la vista cuando no las usemos

Cuando no llevemos las gafas de sol puestas, debemos guardarlas en su funda, dentro del bolso, el bolsillo de la chaqueta, mochila, etc. Nada de dejarlas a la vista, sobre la cabeza como si fuera una corona ¡y mucho menos en el escote! También se considera de muy mal gusto dejarlas sobre la mesa en un restaurante o en el bar, cuando estamos comiendo con amigos.

 

4. No juguetear con tus gafas de sol

Si tuviéramos que quitarnos las gafas de sol un momento, porque tenemos que saludar a alguien que nos hemos encontrado por la calle, nada de juguetear con ellas en plan mordiendo la patilla de las gafas (que además no es nada higiénico), ni abrir y cerrar las patillas. Las gafas quietecitas.

 

5. Gafas de Sol en ceremonias y trajes de etiqueta

Ya escribimos un post sobre este tema exclusivamente: “Llevar gafas de sol en una boda, ¿acierto o error?” Y es que esta duda es muy común. ¿En una ceremonia de día se pueden llevar gafas de Sol? (en una ceremonia de noche nadie se lo ha preguntado ¿verdad? :) )

Lo cierto es que no es muy apropiado llevar gafas de Sol cuando vestimos de etiqueta, pero si hemos de llevarlas, por favor, discretitas. Nada de gafas extravagantes como cristales de colores, monturas complicadas o detalles llamativos que resten protagonismo a la indumentaria en si.

 

bodas-gafas

 

Esto es lo que dicta el protocolo, por supuesto eres libre para respetarlo o no. Al menos, la información ya la tienes y da para una buena conversación con tus amigos cuando quedéis el finde ¿o no?… pero recuerda… nada de poner las gafas en la mesa 😉

 

 

Aún sin comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *